Pintores en Vigo

Lunes a Viernes 09h00-20h00

optimizar la climatización en invierno

Optimizar la climatización en invierno

Cuando llega el invierno también llega el frío y la temperatura del invierno se ha convertido en nuestra rutina diaria. Puede que sea el momento de plantearnos, actualizar o mejorar el sistema de calefacción de nuestra casa, y tener siempre la idea de buscar la mejor solución para ventilar nuestro hogar de la forma más eficaz, y por supuesto conseguir ahorrar agua y energía.

¿Es posible reducir el consumo sin que tengamos que renunciar al confort?

Lo primero que debemos tener claro es que el aparato más moderno y eficiente de calefacción será ineficaz y gastará más de la cuenta si no tenemos un adecuado aislamiento térmico. Aislar correctamente una vivienda es la mejor forma de evitar pérdidas de temperatura y por tanto, ahorrar energía. Puede suponer unos ahorros energéticos de hasta un 35% en el gasto de calefacción, con la consiguiente reducción en la factura de la luz y el gas natural.

Revisemos el aislamiento de nuestra vivienda

Un aislamiento insuficiente implica un gran consumo de energía porque el calor generado en nuestros hogares se escapa por las grietas de puertas y ventanas. Debemos buscar un lugar para filtrar el aire frío del exterior y buscar la mejor solución para evitar que se escape el calor.

La mayor pérdida de calor es la ventana, que debería ser la primera área que necesita mejoras. Un buen complemento son las persianas y estores que colaboran de forma aislada.

Lo mismo ocurre con el suelo, por lo general hay una sensación de que pasa el frío. Si usamos alfombra evitaremos la pérdida de calor.

Aprovechemos la luz del sol

Durante el día hay que dejar abiertas las persianas para que la luz del sol penetre en la casa, de manera que lleve calor a la habitación. Por el contrario, cuando llegue la noche las cerraremos para evitar la pérdida de calor acumulado.

Elegir termostatos inteligentes

Podemos ahorrar en el consumo de energía si instalamos un sistema en la calefacción para controlar la temperatura de la casa o de cada habitación, de esta forma nos ayudará a tener suficiente temperatura confortable en cada estancia.

Temperatura de confort

Todos los estudios han demostrado que la mejor temperatura en casa debe estar entre 19 y 21 grados durante el día, y debemos mantenerla entre 16 y 18 grados cuando dormimos por la noche, para que el esfuerzo energético del día siguiente para llegar a esos 19 -21 grados no sea tan grande.

Mantener una temperatura por encima de los 23 grados hará que el aire se seque. Además de un mayor consumo de energía, el calor excesivo también puede incomodarnos.

Revisión anual de los sistemas de calefacción

No importa qué tipo de sistema de calefacción tengas, debes revisarlo una vez al año (depurar el radiador, revisar la caldera, limpiar o cambiar el filtro de la bomba de calor, etc …), para que el equipo pueda funcionar en las mejores condiciones, en lugar de consumir energía innecesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *